domingo, 29 de abril de 2018

El Código en el tejido de Punto II




Otra vez aquí, como os hablaba en mi anterior post, el código en el tejido de Punto, durante las dos Guerras mundiales, fue utilizado como espionaje…

Otra de las mujeres que usó el tricotado para ello, fue Elizabeth Bentley, (1908- 1963) una estadounidense que espió a la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial y más tarde se convirtió en informante mediante sus tejidos de punto, en los que transcribió información sobre los incipientes planes para las bombas B-“9 e información sobre la creación de aviones.


 Elizabeth Bentley

Sin embargo, al finalizar tanto la I Guerra Mundial como la Segunda, los gobiernos deseaban que las mujeres recuperarán sus tradicionales “roles” de abnegadas madres y esposas. A cambio, en los años que siguieron a la I Guerra Mundial, las mujeres obtuvieron el derecho al voto en la mayoría de los países desarrollados. Claro que los gobiernos las obligaron a abandonar sus empleos y volver a sus hogares con el objeto de que hubiese trabajo para los soldados que volvían a reintegrarse a la vida civil, algo que no sentó bien y por lo que las mujeres protestaron activamente hasta el punto de que la prensa de la época las describe como “malas mujeres que no querían devolver sus empleos a los héroes de guerra” como veis, machismo puro y duro, vejación  y utilización y cuando no haces falta pues “ a tus labores, Mari”.



Su libertad política suponía una amenaza para la restitución de la “normalidad” así que los distintos gobiernos tomaron medidas para devolverlas al hogar, entre ellas promocionar el trágico final de muchas mujeres espías, cuyas violentas muertes se convirtieron en una especie de culto macabro que pretendía disuadir a las mujeres de espíritu libre de seguir “jugando” a ser independientes.
Muy del estilo medieval, sin duda alguna…



Uno de los casos que se mitificaron fue el de la espía Edith Cavell, cuya fama se debe menos a sus acciones reales que a las circunstancias de su muerte, y a cómo fueron aprovechadas por la propaganda de los “Aliados”. Cavell, inglesa residente en Bélgica permaneció en la Bruselas ocupada por los alemanes, proveyendo de escondite a los soldados aliados y ayudando a más de 200 de ellos a escapar hacia la neutral Holanda. Los alemanes descubrieron sus acciones en 1915 y la acusaron de espionaje y colaboración con el enemigo. Tras su arresto, ella confesó los delitos que se le imputaron, fue sentenciada a muerte y fusilada…Igual que Mata Hari, pero sin tanto glamour.

Edith Cavell
Los Aliados, rescataron su historia, (Que no a ella) y la convirtieron rápidamente en material de propaganda; una muestra de las atrocidades cometidas por los bárbaros alemanes. Y funcionó claro, como otras tantas historias propagandísticas… a si, la indignación estalló no sólo en Reino Unido, sino también en Francia y al otro lado del Atlántico. Se erigieron monumentos en su honor y hasta se bautizó una montaña en Canadá con su nombre. Sin embargo cabe recordar que por esos mismos días los franceses fusilaron a una enfermera alemana por ayudar a sus compatriotas a escapar de Francia y que el MI5 (Agencia de Inteligencia Británica) reveló que en efecto Cavell estaba espiando para los ingleses, por lo que las acusaciones de los alemanes resultaron ser ciertas. Algo, que tras la Guerra también se aprovechó para disuadir a las mujeres de “Jugar a la guerra y tomar decisiones propias en el futuro”… cambiaron el “Que viene el coco” por el “que vienen los alemanes, los rojos, o los que fuesen, para meter a las mujeres en casita, no salir, no trabajar, no opinar y convertirse en “criadas para todo”… 




Así es como en el imaginario colectivo se olvidó la figura de las espías tejedoras y se redujo el papel de las mujeres espías a mártires como Cavell o a seductoras como Mata Hari, a la que se le han atribuido calificativos como el de fría, egoísta, vengativa o capaz de provocar una atracción a los hombres prácticamente demoníaca. Es decir, seres erotizados y sin escrúpulos que por lo general no han estado muy bien vistos pues se han vinculado tradicionalmente al estereotipo de mujeres como seres de los que no te puedes fiar y que usan el sexo para conseguir cualquier propósito… Pobrecitos hombres, que penita me dan.


Pero, tal y como os he hablado, los distintos mitos de las mujeres espías no atienden a la realidad de tantas mujeres que pusieron en peligro su vida, y a veces la perdieron, sino que no de de ser la expresión de un miedo social extendido que ayudaba a dar una explicación a la naturaleza, en principio inexplicable, de los horrores de las dos Guerras Mundiales, y, ya de paso, nos dejaban de nuevo a las mujeres bien guardaditas en casa, tejiendo bufandas, sin nudos extraños.
Aunque la próxima vez, que estés en una sala de espera, un terminal de autobús, un parque y veas a una mujer de cualquier edad tejiendo, pregúntate, si estará espiando o simplemente es porqué adora tejer y no puede estar como decía mi madre “mano sobre mano”… gracias por seguirme, y gracias por vuestros comentarios, nos vemos pronto con más historias sobre tejidos, patchwork, crochet y todo lo que la imaginación nos prometa… Besotes!!!

viernes, 13 de abril de 2018

El Código en el tejido de Punto…



Hola Chicas, como lleváis este mes de abril, tan inusualmente lluvioso??? Muchas seguramente estaréis con vuestras labores ya sean de Patchwork, Crochet, o Punto…
Las que me conocéis sabéis mi empeño en indagar en la historia de todo aquello que me apasiona en la vida, y una de las cosas que a veces hago es ponerme con un par de agujas y tejer, mayormente nunca hago nada relevante, solamente que el sonido constante de las agujas chocando, tiene un extraño efecto sedante que me relaja.
A lo largo de la historia, en su mayoría las mujeres siempre han tejido de uno o de otro modo, gorros, bufandas, calcetines, mitones, mantas, ropa de bebé, etc.… últimamente como todo vuelve, han vuelto las “tejedoras” y “tejedores” pues aunque pueda parecer raro, hubo muchos hombres que tejieron y aún lo hacen.
Hoy quiero empezar por una historia que he encontrado hace poco y me ha conmovido especialmente y quiero haceros participe de ella, si es que no la conocéis ya.


Cuando leemos o vemos en el cine o por TV, historias de mujeres espías, siempre suelen ser el arquetipo de la “femme fatale” una especie de  Mata Hari, usando sus encantos y habilidades sexuales para obtener la información deseada, guapísimas, esculturales, con acento provocador, y que manejan  todo tipo de recursos y artilugios para sus tramas de espionaje.
Pero, lo cierto es que la mayoría de mujeres espías que participaron en las dos Guerra Mundiales, no encajan, ni de lejos en ese modelo ideal.

La verdad es que hubo mujeres, que con una apariencia totalmente anodina, conocieron y desarrollaron durante el tiempo de guerra un lenguaje en código a través de las posiciones de sus agujas de tejer. Mujeres ancianas tejiendo en lugares de escucha y codificando las misiones a través de sus puntadas, mujeres que escribían mensajes ocultos en los nudos del punto. Esta es una historia del idilio poco conocido entre el punto y el espionaje.

El arte de recopilar información en el tejido no es algo nuevo. Ya los Incas desarrollaron los Quipus (conjuntos de nudos de colores) como instrumento nemotécnico utilizado para la comunicación y también como un registro de expedientes de los gobernantes. Los Quipus consistían en uniones de cordones en forma de cadenas de distintos colores y con adornos como plumas y huesos, donde cada nudo situado en determinado lugar tenía un significado o mensaje distinto. Desafortunadamente, los pocos que aún se conservan aún no han sido descifrados por lo que se desconoce la información que realmente contienen.


Por lo general, las mujeres espías en territorios ocupados durante la I Guerra Mundial fueron contratadas para peligrosas tareas como conseguir información de los alemanes que ocupaban sus pueblos, cifrarlas y transmitirlas así como organizar redes clandestinas porque sus movimientos despertaban menos sospechas que los de sus colegas masculinos. Uno de los servicios de inteligencia más destacados fue “La Dame Blanche”, principal organización de resistencia en Bélgica cuyo personal era en gran parte femenino, y era reclutado sin tener en cuenta la clase social, o la edad (incluían tercera edad y menores).
Marthe Cnockaert Espía Belga 1914

Debido a que a las mujeres se las animaba a tejer calcetines, gorros y pasamontañas para los soldados durante los conflictos bélicos, como la Guerra Civil Americana, y las Guerras Mundiales, el trabajo de tejedora era una tapadera fácilmente utilizable para las mujeres espías.
En el libro Writing Secret Codes and Sending Hidden Messages, (Escribir códigos secretos y enviar mensajes ocultos). Sus autores aseguran que después de que el código Morse fuera inventado, (1830), pronto se dieron cuenta de que la cuerda y el hilo se adaptan bien a este código en el que un nudo de lazo ordinario equivaldría a un punto y un nudo en forma de ocho a un guión.
 
Portada de la revista LIFE noviembre 1941.
De esta manera y a pesar de no poseer apenas recursos ni tecnología, el uso del tejido fue un soporte ideal, ya que cada prenda de punto está realizada de diferentes combinaciones de sólo dos puntos; una puntada lisa parecida a una “v”, y una puntada similar a una línea horizontal. Así, al hacer una combinación específica de tejidos de punto y púas en un patrón predeterminado, las espías podrían pasar un pedazo de tejido personalizado y leer el mensaje secreto inserto en cualquier prenda (bufandas, gorros, calcetines).
Pero el arte del punto y el espionaje no es algo único de la I Guerra Mundial. En muchos casos, el hecho de ser una tejedora, incluso si no realizaba telas codificadas, era suficiente para reunir información, y esta tradición continuó décadas después durante la Segunda Guerra Mundial.

En Bélgica se contrataban mujeres para tejer en los andenes, y avisar con sus tejidos del paso de las tropas por dichas vías. Esto condujo a la prohibición de la Oficina de Censura de patrones de tricotado, pues el tejido usado por la Resistencia Belga, durante el conflicto bélico, incluía el lanzamiento de una puntada con forma de agujero por cada tren que pasaba ayudando así a dicha resistencia a seguir la logística de sus enemigos.
Estas mujeres comunes haciendo cosas cotidianas, constituyeron una gran ayuda a los agentes de Inteligencia Secreta… Una de ellas Fue Madame Levengle, una mujer que se sentaba frente a su ventana tejiendo, mientras que con sus talones iba golpeando el suelo para mandar señales a los niños que se encontraban el la habitación de abajo, sus hijos fingiendo hacer los deberes, anotaban los códigos que les trasmitía su madre mientras que un mariscal alemán se quedaba en su casa.
En un tiempo en el que cualquiera vecino o amigo podía delatarte, las mujeres emplearon su inteligencia y astucia para simular que continuaban con sus vidas cotidianas, al mismo tiempo que comunicaban sus mensajes secretos con la esperanza de poner fin a la guerra.


Otra de aquellas heroínas fue Phyllis Latour Doyle, agente secreto de Gran Bretaña, pasó años de contienda recopilando información en sus prendas de punto. Doyle se lanzó en paracaídas sobre Normandía, ocupada por los nazis en 1944 y se hizo pasar por una vendedora de jabón francesa, ofreciendo su mercancía a los soldados alemanes. Así sus madejas fueron poco a poco llenándose de secretos anudados que después se descifrarían con Morse.
Doyle secretamente transmitió 135 mensajes codificados a los militares británicos antes de la liberación de Francia. Se trataba de una valiosa información sobre las posiciones de tropas, que se utilizó para ayudar a las fuerzas aliadas a prepararse para el desembarco de Normandía el día D, y durante la campaña militar posterior. Durante setenta años, sus contribuciones al esfuerzo bélico habían sido prácticamente ignoradas, a sido por fin, tras pasar los 93 años, que se le reconoció con el galardón de la  más alta distinción en Francia el Chevalier de la Legión de Honor.



Para las personas no versadas en el arte del punto, los patrones de los tejidos pueden parecer indescifrables, lo que para muchos de los responsables encargados de averiguar si un tejido contenía un mensaje o no, esta misión llegaba a desatar la paranoia con especular de lo que los patrones podrían significar…

Durante la 2 ª Guerra Mundial, la reina Isabel, la Reina Madre, celebró sesiones semanales de grupo de tejer en el Salón Azul del Palacio de Buckingham para aumentar la moral.
Hitler se refirió a ella como la mujer más peligrosa de Europa. ( The Fabric of Britain de la BBC )



Y aquí lo dejo por hoy, esta historia continuará, con más protagonistas… un abrazo para todas, gracias por estar a mi lado y espero que vuestras manos no paren nunca de tejer, coser, crucetear y crear…

viernes, 23 de marzo de 2018

E. Pcat…


 Hola chicas, ya estamos en primavera, esta estación maravillosa llena de luz y color, de alergias y de insectos, donde miras al horizonte y las bellas gotas de agua de lluvia se convierten en coloridos Arco Iris, donde los días son más largos y las noches un poco más cortas y donde las amantes de la lectura, pintura, Patchwork y manualidades en general, realizamos un montón de proyectos.
En estos días pasados hemos tenido en los “desinformativos” unas terribles noticias de asesinatos de inocentes niños, ya no hablo de guerras, ni de fenómenos naturales (lacras que lamentablemente nos persiguen por siglos) si no,  de personas que un buen día se levantan y deciden matar a sus hijos, a los hijos de sus parejas, o a quien le venga bien en ese momento para sus macabros planes… Las redes se inundan de todo tipo de comentarios, muchos de ellos rayando la absurdez humana, como si un asesinato fuese mejor o peor que otro, donde en ocasiones los asesinos parecen las “victimas inocentes” y no las pobres almas a los que han cortado la vida con sus delirios…
En estas ocasiones es cuando más necesitas desconectar, y no porqué no te importe la situación o no vaya contigo, lo haces por no salir discutiendo y con mala sangre con personas, que al fin y a la postre ni conoces, ni tienes ganas de conocer…
Yo, como muchas sabéis, desconecto de varias maneras, cosiendo, leyendo, pintando, dándole a la tecla, e investigando cosas sobre estas aficiones…
 Hoy, siguiendo con de la A&Z , os traigo los maravillosos diseños de E. Pcat. Que lamentablemente en la red, solo he encontrado sus asombrosos dibujos que en corea se denomina “manhwa “(no manga, ese es japonés), esta palabra en coreano, se refiere a todo tipo de ilustración gráfica.

E.Pcat, tiene un encanto único, sus colores tenues, sus representaciones sobre la naturaleza son nostálgicamente hermosos… yo como siempre he elegido mis favoritos…


Weekend… un fin de semana en la vida de cualquiera de nosotras, dedicándolo a lo que más amamos, coser, coser y coser…


Rainy Day… precisamente nos llega nuevamente un tiempo de lluvia, donde podemos realizar manualidades, coser, leer, y mirar por la ventana la danza hipnótica de la lluvia…


Pomegranate Flower… una ilustración en tres partes, una máquina de coser, el granado en flor, y la lectura acompañada de un precioso gato…


Daisy… tejiendo una preciosa prenda en un entorno encantador, mi atención al pequeño corazón bordado, con la palabra “Welcome” ( Bienvenidos)…


Osmanthus… Bajo un Osmanthus de blanca flor, sentada en un piano… romántica estampa primaveral…


Scarecrow…   La pequeña soñadora, sentada en el montón de heno, acaricia un delicado conejo, mientras otros dos, juguetean alrededor, a su lado un bonito espantapájaros cuya camisa está realizada en Patchwork… simplemente encantador…


Over the Rainbow…, finalizo “sobre el Arco Irís”, es época de ellos, y sobre todo porqué el reloj nos avisa de que este sábado nos cambian el horario de invierno a verano (aunque previsiblemente llueva o nieve)…

Espero que os gusten estas ilustraciones tanto como a mí… un abrazo fuerte para todas y gracias por estar ahí…

martes, 13 de marzo de 2018

De tres en tres…




Hola chicas, como lleváis el mes de marzo??? Dentro de nada estaremos en primavera, los días serán más largos, y nos dará mucho tiempo de coser.
Hoy en de la A & Z, os traigo tres magníficos artistas con una gran trayectoria dentro de las artes plásticas.

Doris Whitten Morgan;
Esta experta artista, originaria de Atlanta (Georgia), comenzó a mostrar su trabajo en Sidewalk art Shows, en 1972, siempre comentó que le tomó 27 años convertirse en un éxito de la noche a la mañana, estudió arte en The Museum School of Art en Atlanta, sin embargo, la influencia de su padre, John L. Whitten, como maestro más influyente le llevó a ser una de las artistas más publicadas y ampliamente distribuidas en EEUU...
Sus obras se caracterizan por reflejar las Artes y Oficios de Georgia.
Personalmente me encantan sus sugestivas casitas “Country” o pequeños “Cottages”… aunque como siempre mis preferidas son las que llevan elementos como el Patchwork o de costura, en este caso dos fascinantes colchas patchwork sobre unas coquetas mecedoras, y un precioso Quilt, sobre una cama con dosel.






Dahlov Ipcar;

Nacida en Windsor, Vermot, en 1917, creció e el Greenwich Village de Nueva York. Mostró su talento artístico, a una edad temprana, sus padres, William y Marguerite Zorach, ambos artistas famosos, no creían en la “instrucción de arte. En consecuencia, Dahlov nunca se inscribió en escuelas de arte o cursos de arte cuando era niña.
Sin Embargo, los Zorach promocionaron su estímulo personal e inspiración, lo que le permitió a la artista el desarrollo de un estilo propio y único. Sus padres la enviaron a algunas de las escuelas más progresistas de Manhattan, lo cual proporcionó una atmosfera que nutrió su creatividad.
La artista y su familia pasaron muchos veranos en la costa de Maine para escapar del calor y el bullicio de la ciudad de Nueva York. Estos viajes facilitaron un verdadero contacto con la naturaleza que dejaría una impresión duradera en Dahlov.
En 1939 tuvo su primera exposición individual en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, fue la primera de muchas durante los siguientes 40 años, y continuó produciendo sus fantásticas obras y estudiando hasta que falleció en 2017 a la edad de 99 años.
De sus innumerables obras, de paisajes y mundos maravillosos y coloridos, destaco estas dos.

Una Madre realizando un Quilt con aplicaciones de fantásticos animales, bajo la atenta mirada de su pequeño.


Una habitación abuhardillada, el pequeño soñador junto a sus compañeros, (perro, gato), ropa desperdigada, y arropado por un Quilt de estrellas y cuadrados...

Dan Campanelli;

Pocas veces los artistas son capaces de permanecer tan fieles a su visión original mientras logran el notable éxito popular. Magníficos paisajes en acuarela son continuamente reproducidos por este artista, nacido en el Bronx de Nueva York en 1949 y conocido principalmente por su pintura de paisajes, y sitios históricos populares.
Dan, se suscribe por completo en la estética tradicional estadounidense y lo expresa en sus obras, las cuales son capaces de transmitir y reafirmar la belleza simple y luminosa de sus paisajes y monumentos. En sus manos, la sencillez se transforma en claridad cristalina.
Una gran cantidad de casas de madera y piedra, lugares hermosos y paisajes bucólicos, yo me decanto por esta Tres...

Whas Day... Preciosa casa de piedra con porche típico, en la cuerda dos Quilt, uno de los cuales nos ofrece una extraordinaria Lon Star;


Quilt For Sale…Dos hermosas colchas se balancean con la brisa en un porche rústico de una casa de campo en esta impresión, en espera de una nueva y acogedora casa, al pié de la escalinata se ven varios Quilt doblados.


Quilt For Sale II… Esta otra versión de Colchas en venta, repite el Quilt rojo de la estrella, pero el compañero es distinto, también la ubicación es diferente, pues se trata de una casita de piedra.

Espero volver a veros pronto... un abrazo para todas y gracias por seguirme...

jueves, 1 de marzo de 2018

Cara Kansala…



 Hola Chicas!!!, ya estamos en el mes de marzo, que nos ha llegado, nevado, frío y lluvioso, aunque nosotros los que vivimos en la meseta castellana, no podemos quejarnos, pues esta lluvia es una bendición…
Uno de los lugares del planeta donde siempre hace un frío “ que pela” es Terranova, un lugar precioso que me gustaría visitar algún día, la artista de la que os voy hablar en este post, precisamente nació en el norte de Ontario, pero en la actualidad vive en Terranova ( vamos que está requeteacostumbrada a las bajas temperaturas).
Cara es una artista visual de tiempo completo, tal y como se define ella misma, es conocida por sus pintorescas representaciones de conocidos lugares de interés de Terranova, sus preciosos tendederos en los que también se acuerda de plasmar bonitos Quilt, fríos icebergs, y monísimas aldeas rurales con casitas maravillosas y coloridas.
 
St. John's Downtown Dancing houses...
Uno de sus trabajos más conocidos es un grandioso mural de brillantes y llamativos colores en The Newfoundland Chocolate Company en Duckworth Street (Terranova).
Detalle del mural
 I Love Chocolate, la de cosas que tenemos en común.

Esta peculiar artista reproduce su obra atraída por el paisaje accidentado y el espíritu energético de las personas, encontrando siempre una constante inspiración en su entorno.


 
 Casitas, tendederos, Quilt, el mar... simplemente maravilloso...
Espero como siempre que os gusten sus creaciones tanto como a mi me ha gustado descubrirlas… nos vemos pronto…

miércoles, 14 de febrero de 2018

Bárbara Fox…




Hola Chicas, como pasa el tiempo, mañana es 14 de febrero día de los enamorados, parece que fue ayer cuando tomamos las uvas verdad???
Hoy en mi búsqueda de pintores e ilustradores, que amen también nuestra pasión que es la costura en general y el patchwork en particular, os traigo una pequeña muestra de la obra de esta gran artista de pintura en acuarela.
 Bárbara Fox es una artista que le encantan las flores, las crea, las fotografía, las pinta… pero no contenta con quedarse con lo que sabe y ama, constantemente se desafía a  misma para probar nuevas técnicas en acuarela y pintar más allá del ámbito de sus amadas peonías y rosas.
En este esfuerzo creativo, Fox ha intentado hacer trompe “l´oeil effects “y ha experimentado con escenarios de naturaleza muerta, incluso agregando imágenes de pinturas clásicas a los fondos. En algunos de sus cuadros podemos ver a La joven de la Perla, del pintor holandés Johannes Vermeer o el cuadro de “La Lechera “del mismo autor.
Pero lo que más me ha llamado la atención en sus cuadros además de su belleza, han sido las labores de patchwork, bordados, y calados en muchas de sus obras… (No tengo remedio, donde pongo el ojo, pongo el patchwork)
También diseña lindos motivos para bordar a Medio Punto…

Aunt Ellen´s Pears // Peras de la Tía Ellen
 La composición de este cuadro, representa  una barriguda y blanca jarra, junto a dos peras, maduras, bellas y apetitosas, que descansan sobre un Quilt, cosido con esmero en colores rojo y azul que son los utilizados en su mayoría en los EEUU.



Glass Collection // Colección de vidrios
Este cuadro incorpora un alféizar de ventana, donde descansan cuatro delicados frascos de vidrio, junto a una linda pera dorada. y de fondo una blanca y tenue cortina con un finísimo calado.



Harmony //Armonía
Tal como indica el nombre del cuadro, los elementos están en armonía , una rechoncha jarra de vidrio color miel, junto con tres apetecibles peras, reposando en un mantel de blanco, salpicado de finísimas y pequeñas flores bordadas, al fondo, una representación de “ La Lechera”…


Hopi Watchers // Vigilantes Hopi
En este cuadro están incorporadas una vez más las exquisitas y apetecibles peras doradas, en un plato de porcelana calada, típico para presentar dulces y postres, sobre una manta “Hopi”… Los Hopi, son una cultura estadounidense que consta de unos 5000 miembros que habitan en Arizona.


Pear Still Life // Peras en Naturaleza Muerta
Que Barbara Fox, tiene una pasión por las peras doradas, queda claro en muchas de sus obras… en esta ocasión, desperdigadas entre unos platos nacarados verde agua, descansando en un paño de ganchillo de color blanco, la representación típica de una mesa en casa de nuestras abuelas y madres.


Pearls // Perlas
Este cuadro tiene muchas connotaciones, la jarra hermosa como un vientre de mujer encinta, las peras, representan nuestro útero, el Quilt, lo laborioso de nuestras manos, y al fondo, tres pinturas de desnudos femeninos, donde la belleza se vislumbra en cada trazo.


Tulip Dance // Danza del Tulipán
Para terminar y como mañana es San Valentín, unas flores, preciosos Tulipanes, junto a una lámina del cuadro Dancers in Pink, de Edgar Degas… espero que os haya gustado esta pequeña recopilación de esta gran artista…

Feliz San Valentín…



martes, 7 de noviembre de 2017

Joseph Burgess…



 Hola Chicas!!! Volviendo a nuestros viejos blogs, de los que nunca tuvimos que habernos deshecho (yo los abandoné por un tiempo y me cuesta retomarlos)… Hoy en De la A & Z… os voy a mostrar unas láminas maravillosas de colores brillantes y miles de detalles, estas láminas vienen de la mano del pintor Joseph Burgess, del que lamentablemente no he encontrado ningún dato relevante, porque comparte nombre con varios políticos y escritores…
Estas láminas las encontré en la red en una página de puzzles, son de tema rural, varían entre granjas, tiendas, talleres etc. cuales me llamaron más la atención???... efectivamente, el patchwork, las telas, las máquinas de coser… y es que este “vicio” es algo que no puedo controlar…como yo digo “donde pongo el ojo, veo patchwork”…Como son muchas os voy a mostrar las que más me gustan…

Mary´s Quilt Country…

Escena típica de la campiña,  parece primavera o quizás otoño, una casita encantadora, un pequeño prado, dos señoras colgando varios Quilt en cuerdas, algunos sobre cestas o en el carro esperan el turno, el cartel “Mar´s Quilt” indica que estos están a la venta…

Compañeros de Tiendas de Costura…


Esta escena es para deleitarse, una tienda llena de máquinas de coser maravillosas, maniquíes, telas y más telas, montones de coloridos Quilt, unos muebles de ensueño, en un rincón encantador el letrero Sewing Center ( centro de costura) con un mueble repleto de matices, una máquina de coser y la tabla de planchar para que toda la labor quede preciosa… En el centro una espléndida máquina, con un no menos espléndido Quilt…para que la escena sea más extraordinaria, un gato y un perro dormitando juntos…

Tendedero de Quilter…


En esta escena podemos apreciar varios Quilts en todo su esplendor, tanto los laterales, como el central, una mujer los va tendiendo mientras una niña le ayuda, un niño zanganea entre los Quilt tendidos, los pájaros en sus preciosas pajareras, el gato dormita en una vieja silla, mientras el perro y las gallinas corretean por toda la escena… los Quilt tienen tantos detalles que se pueden apreciar sus técnicas podéis ver un Dear Jean??? O será quizás un “the farmer's wife”??? Lo que no cabe duda es que son todos grandiosos.

Un Quilt llamado América…

Esta escena es un gran Quilt con la mayoría de Estados, de los EEUU…en cada uno, una colcha desigual y una técnica diferente en la esquina izquierda unas “ Quilt Bee” acolchando lo que creo que es Hawai… simplemente maravilloso.

Y para terminar, aunque este artista tiene montones de escenas preciosas… mi favorita.

Los Recuerdos están cosidos con amor…

Esa es la frase que luce encima de una puerta en esta maravilla de tienda de Quilts tan coloridos y fantásticos, como para quedarse anonadada todo el día mirando unos y otros, sacando matices, formas, y técnicas…
Podemos apreciar una gran cantidad de estrellas, lo que parece un Log Cabin, una Gran Dalia, un Quilt de casitas, un Dear Jean o Farmer´s Wife, Nine Pach etc… en el interior de la estancia unas niñas con ayuda de su mentora, acolchan lo que parece un Dear Jean… para terminar la encantadora escena cuatro gatos… quien puede con tanta ternura???


Espero que os haya gustado, y que estéis deseando que haga otra entrada con montones de escenas de patchwork… gracias por estar ahí…